TITULARES
recent

Desajuste conductual de menores encabezó consultas del Centro de Atención Psicológica

Niños y niñas en edad escolar con desajuste conductual concentraron la mayor cantidad de consultas que atendió durante el 2017 el Centro de Atención Psicológica Integral (CAPI) de la Universidad Católica del Maule (UCM), periodo en el que se realizaron un total de 894 sesiones psicológicas, de las cuales un 29% fueron de diagnóstico y un 71% de intervención en salud mental.
Del total de consultas programadas y espontaneas que llegaron al CAPI de la UCM, un 20% fueron por causa de desajuste conductual, seguida por sintomatología depresiva con un 17%, -que ocupó el primer lugar en las atenciones 2016-, y separación conyugal con un 11%.
“El que aparezca el desajuste conductual se asocia al grupo con mayor atención fue los niños/as en edad escolar, –de 6 a 13 años-, muchos de los cuales vienen derivados del colegio u otros traídos directamente por sus padres por sugerencia de los colegios”, comentó Gerardo Chandía, director del CAPI de la UCM.
En términos sencillos, explicó el psicólogo, se entiende por desajuste conductual los casos de niños que presentan distintos tipos de dificultades a nivel conductual que interfiere en su desempeño escolar o en la dinámica familiar. “Puede incluir niños que se pelean con los compañeros, que se comportan mal en la sala de clases, que demuestren conducta irrespetuosa con los padres, etc.”, puntualizó Chandía.
Si bien este tipo de conductas generan preocupación en los padres, a juicio del experto en salud mental no siempre es necesario acudir a un profesional, “ya que muchas veces son conductas propias del desarrollo y que con un buen manejo por parte de los adultos (padres, docentes y otros) el tema debería mejorar. Por tanto, se acude a un profesional cuando las estrategias empleadas ya no son efectivas y el problema se ha mantenido por unos meses interfiriendo en distintos ámbitos de la vida del niño/a”, afirmó.
Respecto a los casos ingresados, el 57% se encuentra egresado, el 29% se encuentra en proceso de atención y un 14% desertaron del proceso, y en relación al estado del motivo de consulta, en el 76% de los casos se produjo una mejoría en relación a la queja inicial.
Estudiantes voluntarios
El CAPI de la UCM, es uno de los principales centros de práctica profesionales para profesionales de diferentes áreas impartidas por el plantel, y permite vincular la formación teórica con los espacios prácticos que posee favoreciendo la formación de los estudiantes de todos los niveles.
“Uno de los sellos más importante de la participación de estudiantes en el Centro tiene que ver con la colaboración como voluntarios en las distintas intervenciones que realizamos hacia la comunidad”, destacó Chandía, exponiendo a modo de ejemplo el desarrollo del Proyecto de Emergencia “Creando Juntos” junto al colegio Enrique Mac Iver de Santa Olga, ubicado actualmente en Constitución.
“Creo que esto da cuenta del Sello UCM y su modelo formativo, permitiendo una formación integral y una conexión con la realidad local de nuestra región, lo que permite que nuestros estudiantes generen una vocación de servicio desde una mirada acorde a los valores institucionales, centrados en la persona y desde una mirada ética”, puntualizó el director del CAPI de la UCM.
El CAPI además participa activamente en diferentes coordinaciones a nivel local, como son la Mesa de Violencia Intrafamiliar, Consejo Comunal de Infancia, la Mesa Técnica Servicio de Salud del Maule post catástrofe incendios 2017, y reuniones con la RED de distintos colegios como son Santa Madre de Dios San Rafael, la Escuela Arturo Prat San Clemente, la Escuela José Manuel Balmaceda de Talca y con el Programa de Libertad Asistida de la Corporación Abate Molina.


Departamento de Prensa

Departamento de Prensa

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.